Saltar al contenido

Resultados del Sellado (coating) cerámico de carrocería y llantas en mi Volvo S60R

En este vídeo puedes ver el primer lavado después de un invierno entero y 7000kms con la carroceria y llantas selladas (sin lavar en todo ese tiempo). El coating utilizado en la carrocería fue un Dascoat 9H SLD y en las llantas un CarPro C-Quartz.

Sólo con agua.

La primera prueba que quise realizar fue utilizando agua solamente, para saber si realmente es viable este procedimiento del que se suele hablar.

La conclusión es que sí. Sirve para salir del paso. Los resultados no tienen nada que ver con los que obtenemos en una carrocería sin sellar, donde un lavado de sólo agua no vale de mucho. En este caso, las heces de pájaro y restos de resina de haber aparcado debajo de árboles, desaparecieron sin ningún problema al primer manguerazo.

Pero… los mosquitos del frontal no salieron tan fácilmente, y en las llantas quedan residuos en los rincones menos accesibles.

Agua y champú de carrocerías

Tras usar el “Champú Brillo Intenso” de Sisbrill, en la carrocería ya se acabaron de ablandar todos los residuos que quedaron anteriormente (los mosquitos del frente, principalmente), siendo ya más que suficiente el aclarado posterior.

En las llantas se despegó con mayor facilidad el ferodo, pero no es suficiente si tienes unas llantas con muchos rincones.

Limpiallantas Sisbrill V60

Este conocido limpiallantas no me ofreció un resultado convincente. De hecho, lo situé a la par del champú en cuanto a resultados.

Limpiallantas Syntix Wheel Cleaner

Tenía ganas de probar este limpiallantas. En este test ofreció un resultado muy superior al V60 (y por supuesto, al champú). De la primera pasada con el agua, ya había desaparecido la mayor parte de la suciedad.

Se nota que es mucho más fuerte, desde el olor hasta la forma de reaccionar. Me recuerda al IronX. El efecto visual “IronX” -el sangrado- también lo busca el nuevo V60, aunque en ese caso no parece tener ningún otro efecto aparte de lo visual.

Probé este limpiallantas también en el Nissan y en el 190 (llantas panal de abeja). Desde luego, es una opción mucho mejor a la hora de limpiar sin esfuerzo una llanta con muchos recobecos. Por ahora, es mi preferido. Aunque… ¡quedan muchos que probar!

Conclusiones acerca del sellado (coating) cerámico

Personalmente me gusta mucho cuidar los coches, pero sin cortarme un pelo a la hora de utilizarlos y disfrutarlos, y esto implica exponer la carrocería a todo tipo de factores. Con el sellado cerámico gané en tranquilidad. Lo considero una buena inversión. No es caro, y me permite utilizar el coche con normalidad, sabiendo que con un lavado lo vuelvo a tener en perfectas condiciones de “presentabilidad”.